El bevacizumab restaura la audición en algunos pacientes con NF2

(14/3/16) – En un pequeño estudio clínico con un fármaco contra el cáncer que detiene el crecimiento de los vasos sanguíneos, un puñado de personas con neurofibromatosis tipo 2 (NF2) y pérdida de audición recobraron la función auditiva.

Los resultados del estudio, hecho en colaboración con investigadores de la Universidad de Medicina Johns Hopkins, los Institutos Nacionales de Salud y el Hospital General de Massachusetts, fueron descritos en línea, el 14 de marzo del 2016 en la revista Clinical Oncology.

Se estima que una de cada veinticinco mil personas nace con NF2, un síndrome tumoral hereditario en el que prácticamente en todos los casos se avanza a la sordera debido a schwannomas vestibulares (tumores que crecen en los nervios responsables de la audición). Los tumores surgen de las células de Schwann que apoyan y aíslan los nervios. Estos tumores también pueden causar problemas de equilibrio y compresión del tronco cerebral.

“Nuestro estudio muestra que la pérdida de audición sufrida por lo menos en un subconjunto de estos pacientes no es permanente y que hay esperanza de revertirla”, dice Jaishri Blakeley, director del Johns Hopkins Comprehensive Neurofibromatosis Center y profesor asociado de neurología, neurocirugía y oncología en la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins. “Hicimos que la restauración auditiva, que cambia la vida, fuese nuestra medida prioritaria de éxito con este ensayo en lugar de depender de los resultados que no pueden afectar la vida de un paciente, tales como el cambio en el tamaño del tumor”, agrega.

Los schwannomas vestibulares emiten altos niveles de una proteína llamada VEGF, que promueve el crecimiento de los vasos sanguíneos, lo que alimenta los tumores. El bevacizumab reduce los niveles de VEGF en ciertos tipos de cáncer y en la denominada degeneración macular húmeda, una condición ocular cegadora. Debido a los efectos bien documentados de la droga, Blakeley y sus colegas pensaron que el fármaco podría reducir los tumores y mejorar la audición en pacientes con NF2.

Para el estudio, se trataron catorce pacientes (cuatro hombres y diez mujeres) de 14 a 79 años con pérdida progresiva de audición y NF2. Cada uno recibió 7,5 miligramos de bevacizumab por kilogramo de peso corporal, vía intravenosa, cada tres semanas durante cuarenta y ocho semanas, seguidas de veinticuatro semanas de observación (una dosis menor de lo que se da a los pacientes con cáncer).

Tres pacientes experimentaron acontecimientos adversos clínicamente importantes, muy probablemente, debido al tratamiento: la presión arterial alta en dos de ellos y el exceso de hematomas y sangrado en un tercero.

Todos los pacientes fueron sometidos a evaluaciones de la audición en el inicio de la prueba, y en las semanas 13, 25, 49, 60 y al final del estudio. La prueba pidió a los pacientes que repitieran cien palabras de una sílaba emitidas a través de auriculares en una habitación tranquila. Los puntajes de reconocimiento de palabras variaban de 0% si las palabras no se identificaban correctamente al 100% si todas las palabras lo eran.

Al inicio del estudio, la puntuación media de reconocimiento de palabras de todos los pacientes fue del 60% y solo cuatro pacientes poseían audición considerada “útil” por la Academia Americana de Otorrinolaringología. Cinco pacientes (36%) lograron una mejora sostenida de audición con el tratamiento y doce pacientes pasaron de audición inútil a útil en el oído afectado.

Ninguno de los pacientes experimentó una mayor pérdida de la audición durante el estudio, a pesar de que todos los pacientes tenían una pérdida progresiva de la audición en el inicio del estudio como requisito para matricularse. Todos los pacientes interrumpieron el tratamiento con bevacizumab después de doce meses para evaluar cuánto tiempo duró la ganancia auditiva. Cinco oídos mantuvieron esta mejora durante seis meses después de que la droga fuese detenida.

“Los resultados del ensayo, aunque limitados por el pequeño número de pacientes involucrados, sugieren que los pacientes pueden no necesitar dosis de la droga con la frecuencia que pueda ser necesaria para el cáncer y, también, que pueden ser capaces de hacer pausas en el tratamiento. Esto puede ayudar a reducir la frecuencia de efectos secundarios negativos y controlar los costos de atención médica a largo plazo”, explica Blakeley.

Para medir los cambios en el tamaño de sus tumores, los pacientes se sometieron a resonancias magnéticas del cerebro antes, durante y después del tratamiento. Seis pacientes (43%) mostraron una reducción en el tamaño de su schwannoma vestibular en más de un 20%. La reducción del tamaño del tumor no se correlacionó con la mejoría de la audición en el estudio.

“Hemos demostrado que el tamaño del tumor no afectó la función del nervio”, dice Blakeley. “El hecho de que la imagen se viera mejor, no se tradujo de forma fiable en la mejora de la audición”, añade.

Los investigadores están explorando ciertos biomarcadores que indican una respuesta a un fármaco que podría ser utilizado en los ensayos futuros para seleccionar mejor a los pacientes que responden al tratamiento. Se necesitan más ensayos clínicos para confirmar estos resultados.

Cada infusión intravenosa de bevacizumab cuesta hasta cinco mil dólares la dosis. La droga también causa efectos adversos, como la lenta cicatrización de las heridas, la presión arterial alta y el sangrado.

El bevacizumab se utiliza, sobre todo, para el tratamiento de los cánceres colorrectales y de pulmón, así como para ciertas enfermedades oculares, como la degeneración macular relacionada con la edad y la retinopatía diabética.

Citando los altos costos y los efectos secundarios potencialmente dañinos del bevacizumab, los investigadores advierten que el tratamiento no está listo para su uso general en todos los pacientes con pérdida auditiva debido a la neurofibromatosis. Sin embargo, este estudio puso la base para la identificación de los mejores candidatos para el tratamiento de NF2 con el fármaco y la dosis óptima.

 

Artículo original en inglés:

http://www.eurekalert.org/pub_releases/2016-03/jhm-adr031416.php

Versión en español: Ana Varco para AMANDOS

Anuncios

Secreciones tóxicas provenientes de schwannomas vestibulares dañan el oído interno

Investigadores descubren un nuevo modo por el que el schwannoma vestibular provoca pérdida auditiva, lo que introduce una novedosa dirección para el tratamiento.

(22/12/15 – Boston, Massachusetts, Estados Unidos) – Un nuevo estudio en Massachusetts Eye and Ear muestra que en algunos casos el schwannoma vestibular, un tumor a veces letal asociado a menudo con la NF2, posee secreciones tumorales que contienen moléculas tóxicas que dañan el oído interno. Los hallazgos, publicados online en Scientific Reports, explican por qué algunos schwannomas vestibulares provocan pérdida de la audición a pesar de que no son lo suficientemente grandes como para comprimir las estructuras cercanas que controlan la audición.

“Lo que está escrito en los libros de texto es que estos tumores causan pérdida de audición por el crecimiento hasta el punto de compresión del nervio auditivo”, dijo la autora principal, Konstantina M. Stankovic, cirujana otológica e investigadora en Mass. Eye and Ear. “Sabíamos que no podía ser tan simple como eso, porque hay grandes tumores que no causan pérdida de audición, y más pequeños que sí lo hacen”, agregó.

Los investigadores también identificaron el factor TNFa, un compuesto tóxico que se ha implicado en otras formas de pérdida auditiva, como una molécula tóxica causal en las secreciones de schwannomas vestibulares humanos. Cuando aplicaron dichas secreciones directamente a una cóclea de ratón, encontraron que el grado de daño celular se correlaciona con la severidad de la pérdida de audición en seres humanos.

La pérdida de audición es, a menudo, el primer signo de un schwannoma vestibular. También denominados “neuromas” o “neurinomas acústicos”, los schwannomas vestibulares crecen a partir de las células de Schwann del nervio vestibular (equilibrio) en el oído interno y representan el cuarto tumor intracraneal más común. Aunque el schwannoma vestibular es un sello distintivo de la NF2, un trastorno genético que causa el crecimiento de tumores en el sistema nervioso, los tumores, comúnmente, ocurren esporádicamente.

Aunque histológicamente no son malignos, los schwannomas vestibulares crecen en tamaño y pueden dañar las estructuras cercanas y llevar a la muerte mediante la compresión del tronco cerebral. Al comprimir los nervios en el conducto auditivo interno, los tumores pueden causar disfunción vestibular, parálisis del nervio facial y pérdida auditiva neurosensorial.

Actualmente, los pacientes con schwannomas vestibulares sintomáticos o en crecimiento pueden someterse a resección quirúrgica o radioterapia; sin embargo, ambos procedimientos pueden resultar en complicaciones serias.

Los hallazgos introducen una segunda forma en la que los tumores pueden causar pérdida de audición neurosensorial, que es mediante la secreción de moléculas tóxicas, incluyendo TNFa. Los autores tienen la esperanza de que nuevas terapias pueden ser desarrolladas, porque no se conocen maneras de inhibir la producción de TNFa.

“Debido a que estos son histológicamente tumores no malignos, no deben ser eliminados o irradiados, mientras que no estén creciendo. Sin embargo, la audición puede seguir disminuyendo incluso en pacientes con tumores sin crecimiento”, dijo Stankovic. “Nuestros hallazgos sugieren que puede haber una forma farmacológica para mantener la audición en algunos pacientes con schwannoma vestibular”, concluyó.

 

 Artículo original en inglés disponible en:

http://www.masseyeandear.org/news/press-releases/2015/12/toxic-secretions-from-intracranial-tumor-damage-the-inner-ear

Versión en español: Ana Varco para AMANDOS

Investigadores encuentran que un tipo de antinflamatorio detiene el crecimiento de los schwannomas vestibulares

30/1/15 Boston, Massachusetts (Estados Unidos) – Investigadores del Hospital del Ojo y el Oído de Massachusetts (asociado a la Escuela de Medicina de Harvard) y del Programa de Biociencia y Tecnología para el Habla y el Oído (de dicha escuela) han demostrado que los salicilatos, una clase de drogas antinflamatorias no esteroides (NSAIDs), disminuyen la proliferación y la viabilidad de células cultivadas de schwannomas vestibulares, tumores intracraneales que provocan pérdida de audición y tinnitus.

“Estos datos preclínicos basados en el cultivo primario de células de schwannoma vestibular, combinados con nuestro trabajo anteriormente publicado sobre la ingesta de aspirina en correlación con el crecimiento detenido del schwannoma vestibular (también conocido como neurinoma o neuroma del acústico), propiciarán futuros ensayos clínicos”, dijo Konstantina Stankovic, médica, miembro del Colegio de Cirujanos de Estados Unidos e investigadora principal en el laboratorio Eaton-Peabody en Massachusetts, que condujo la investigación. La Dra. Stankovic es además profesora asistente de Otología y Laringología en la Escuela de Medicina de Harvard. Otros autores son sus alumnos: los Dres. Sonam Dilwali, Shyan-Yuan Kao, Takeshi Fujita y Lukas D. Landegger.

El schwannoma vestibular es el tumor más común del ángulo pontocerebeloso y el cuarto tumor intracraneal más frecuente. Aunque los schwannomas vestibulares son histológicamente benignos, pueden conducir a un alto índice de morbilidad, incluyendo la pérdida auditiva neurosensorial, la disfunción vestibular y la parálisis del nervio facial. Los grandes schwannomas pueden causar parálisis adicional en otros nervios craneales, la compresión del tronco cerebral y la muerte, según escriben los autores.

Actualmente, los pacientes con schwannomas vestibulares sintomáticos o en crecimiento pueden someterse a una resección quirúrgica o radioterapia. Ambos procedimientos pueden dar lugar a complicaciones graves. Las terapias eficaces con medicamentos que limiten el crecimiento de estos tumores serían un enorme avance en el cuidado de la salud de los pacientes.

Los salicilatos se muestran atractivos como terapia debido a que son clínicamente relevantes, bien tolerados y comúnmente utilizados en contra de patologías tales como el dolor y la artritis. Además, en algunos casos, la ingesta crónica de salicilatos ha llevado a una reducción significativa en la incidencia y la carga de diversos tumores, como el cáncer colorrectal.

“En nuestro estudio, nos centramos en los salicilatos debido a que un mecanismo de su acción es la inhibición de la ciclooxigenasa 2 (COX-2) y un estudio previo reportó que la expresión inmunohistoquímica de la COX-2 estaba correlacionada con la tasa de crecimiento del schwannoma vestibular. Se evaluó la eficacia de tres salicilatos diferentes contra el schwannoma vestibular: aspirina, salicilato de sodio (NaSal) y el ácido 5-aminosalicílico (5-ASA)”, explicó la Dra. Stankovic.

El equipo encontró COX-2 expresado de forma abrumadora en schwannomas vestibulares humanos y en células primarias de schwannoma vestibular humano en comparación con las muestras nerviosas humanas de control y con las células primarias de Schwann (SCs), respectivamente. Además, los niveles de prostaglandina E2, el producto enzimático de la COX-2, se correlacionaron con el nivel de proliferación de los schwannomas vestibulares primarios, cuyos cultivos se analizaron tras ser tratados con aspirina, NaSal o 5-ASA. Estos fármacos disminuyeron la proliferación y la viabilidad de las células de schwannoma vestibular sin aumentar la muerte celular o afectar a las células de Schwann sanas. El efecto citostático de la aspirina in vitro fue concordante con la constatación clínica anterior de la Dra. Stankovic: que los pacientes con schwannoma vestibular que toman aspirina muestran un crecimiento tumoral reducido.

“Sobre todo, este trabajo sugiere que la COX-2 es clave para la proliferación y la supervivencia celular del schwannoma vestibular y pone de relieve a los salicilatos como una prometedora farmacoterapia en contra de los schwannomas vestibulares”, concluyen los autores.

Fuente:

HealthCanal, (2015) Researchers Find Salicylates, a Class of NSAIDs, Stop Growth of Vestibular Schwannomas

Disponible en:

http://www.healthcanal.com/ear-nose-throat/59743-researchers-find-salicylates-a-class-of-nsaids-stop-growth-of-vestibular-schwannomas.html

Versión en español: Ana Varco para AMANDOS

Efectos del Bevacizumab en el tamaño de Schwannomas Vestibulares en pacientes con Neurofibromatosis tipo 2

25/11/14. Las características más distintivas de la Neurofibromatosis tipo 2 son los tumores denominados schwannomas vestibulares bilaterales y la pérdida de audición en quienes los padecen. El factor de crecimiento endotelial, nivel de expresión vascular en la NF2, se correlaciona con la tasa de crecimiento del tumor. Se demostró que el bevacizumab, un anticuerpo de unión al factor de crecimiento endotelial, induce la reducción del tumor y mejora la audición. Se revisaron retrospectivamente el efecto del bevacizumab en la audición y el tamaño del schwannoma en 12 pacientes portadores de NF2. Bevacizumab de 10 mg/kg se administró por vía intravenosa cada 2 semanas por un período de 6 meses; mientras que bevacizumab de 15 mg/kg se administró cada 3 semanas. Los pacientes fueron evaluados con audiometrías, exámenes de RM y controles clínicos constantes. La respuesta radiológica fue una reducción del 20% o más en el tamaño de los schwannomas vestibulares. Un total de 398 tratamientos se administraron y la duración media de la terapia fue de 22 meses. Se observó una respuesta radiológica (- 20% reducción de tumor), en 7 de cada 18 tumores (39%) en 6 de los 12 pacientes (50%). Las respuestas radiológicas sostenidas se mantuvieron en 6 tumores (33%) durante más de 2 meses. Tres pacientes mejoraron de manera significativa su audición y 5 pacientes informaron un beneficio subjetivo de los síntomas neurológicos, incluyendo la mejora de la audición. La toxicidad del tratamiento fue en general manejable; sin embargo, un paciente falleció producto de una hemorragia cerebral que fue posiblemente relacionada con el tratamiento. En conclusión, el bevacizumab mejoró la audición y redujo el tamaño de los schwannomas vestibulares en algunos pacientes con NF2 progresiva, lo que corrobora los resultados anteriores; pero el riesgo de efectos secundarios debe ser cuidadosamente considerado y discutido con los destinatarios del tratamiento.

Fuente:PubliMed, Alanin, M.C., Klausen, C., Caye-Thomasen, P., Thomsen, C., Fugleholm, K., Poulsgaard, L., Lassen, U., Mau-Sorensen, M., Hofland. K.F. (2014) The effect of bevacizumab on vestibular schwannoma tumour size and hearing in patients with neurofibromatosis type 2

Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25421643

Versión en español: Pamela Portiño para AMANDOS

Entrevista a Dominique Lallemand, científico del Instituto Curie de París

“Los científicos trabajamos para los pacientes”

(Por Florencia Sarratea para AMANDOS)

A Dominique Lallemand lo conocimos a través de Twitter. En nuestra búsqueda de personalidades del mundo de la neurofibromatosis tipo 2 (NF2), hallamos a este científico francés que accedió a ser entrevistado por escrito y, con sus respuestas, clarifica y desarrolla los procesos de una inquietud persistente entre los afectados: la de cómo se lleva adelante la investigación para llegar a un tratamiento.

¿Cuánto tiempo hace que te dedicas al estudio de la NF2?

Empecé a trabajar en la NF2 en 1999, en Boston (Estados Unidos), como estudiante posdoctoral en el laboratorio de Andrea McClatchey. El gen había sido identificado cinco años atrás y no se sabía casi nada sobre la función de merlín (N. de E.: la NF2 se origina por la anomalía de un gen del cromosoma 22. Este gen codifica para la proteína merlín, también llamada merlina o schwannomina, cuyo déficit impide que ejerza su rol como supresora de tumores). Los modelos animales acababan de generarse y confirmamos que la pérdida de esta función en los ratones llevaba al desarrollo de tumores. Ese fue un paso importante, porque demostró que podíamos usar esos ratones para estudiar la NF2. No sabíamos entonces cuál era la función de merlín en las células en general y en las células schwann en particular. Merlín era un supresor tumoral no convencional porque se trataba de una enzima. Estaba más cerca de las proteínas estructurales. Progresivamente, usando modelos celulares, empezamos a comprender el papel de merlín en las células. Avances importantes vinieron de laboratorios que trabajaban en la NF2 en drosophila (moscas), y pudimos confirmarlos y extenderlos a nuestros modelos de mamíferos, células y ratones.

Entonces, ¿cuál es tu opinión acerca de los modelos de ratones para estudiar schwannomas humanos?

Los modelos de ratones son una herramienta fantástica para estudiar la enfermedad. Estos modelos son esenciales para comprender cómo y por qué el tumor se desarrolla, y son la fuente de herramientas cruciales (como las células schwann que usamos en cultivo) para la investigación. Sin embargo, creo que estos modelos no son ideales para probar los fármacos y plantean algunos problemas, en mi opinión. Estos modelos de ratones no reflejan la diversidad de la población de pacientes. Todos los ratones utilizados son genéticamente idénticos (mientras que los pacientes son extremadamente diversos), tienen la misma mutación de NF2 (mientras que los pacientes tienen muy diferentes mutaciones que conducen a la diferente gravedad de la enfermedad) y siempre desarrollan los mismos tumores y la misma enfermedad. En cierto sentido, los modelos de ratones representan a un solo paciente. No pueden utilizarse para evaluar si un tratamiento es bueno o malo. Son poco probables como modelos predictivos. Un tratamiento eficaz en un modelo de ratón podría ser ineficaz en la mayoría de los pacientes. Peor aun, ¿qué pasa si un candidato a fármaco no funciona en ratones? ¿Debería abandonarse? ¿Estamos seguros de que no sería eficaz en una población de pacientes no representada adecuadamente en nuestros modelos de ratones? Es extremadamente difícil generar modelos suficientes para reflejar la heterogeneidad de los pacientes. Se necesitarían mucho tiempo y recursos, probablemente, demasiados. Debemos desarrollar otro tipo de modelos para probar los fármacos, tales como modelos de xenoinjertos, que consisten en la implantación de porciones de tumores humanos en ratones. Esta es la estrategia seguida en la investigación sobre el cáncer de mama, el cáncer de colon y muchos otros, y refleja la diversidad de los pacientes mucho más eficazmente, aunque tiene algunos inconvenientes. Creo que deberíamos tener mucho cuidado en el uso de modelos de ratones para probar fármacos. Además, esta actividad es muy cara y consume un dinero que podría ser mejor utilizado en otra área de investigación de la NF2.

¿Cómo es el trabajo de tu laboratorio?

En nuestro laboratorio nos dedicamos esencialmente a la investigación básica. Nuestro objetivo es comprender las funciones de merlín en la célula y por qué en ausencia de merlín aparece un tumor. Para ello, utilizamos modelos celulares y modelos de ratones. La idea general es que si comprendemos mejor los mecanismos de la formación de tumores, deberíamos ser capaces de identificar dianas terapéuticas (N. de E.: moléculas que permiten determinar la respuesta a los fármacos). Esta es una estrategia, relativamente, a largo plazo. Se necesita tiempo para realizar estos estudios y no siempre hay un fármaco contra la diana que identificamos. También tenemos una segunda estrategia, mucho más directa. Recopilamos los tumores de los pacientes, en colaboración con los médicos (especialmente, mis colegas Michel Kalamarides, neurocirujano, y Anne Couvelard, anatomopatóloga, ambos en París). Esencialmente, recopilamos schwannomas (N. de E.: tumor que se desarrolla en las células de schwann), pero también meningiomas (N. de E.: tumor que se presenta a nivel intracraneal y raquídeo). Los comparamos con los tejidos normales para identificar la disfunción molecular en los tumores. Esta es una forma más directa de identificar dianas terapéuticas. También es una estrategia más a corto plazo, porque tratamos de centrarnos en dianas para las cuales ya existen medicamentos que podrían ser utilizados en un futuro próximo. Estos estudios, además, proporcionan informaciones importantes que pueden conducir al desarrollo de proyectos de ciencia básica. Así, la ciencia básica y la ciencia aplicada realmente se enriquecen mutuamente. Nuestra última publicación en la revista Neuro-Oncology es un ejemplo de esta estrategia. Algunos de los resultados y un enlace a la publicación están disponibles en mi cuenta de Twitter (N. de E.: @Domlallnf2). Por último, también tratamos de identificar compuestos que podrían ser activos contra algunas de las dianas terapéuticas que hemos identificado. Este trabajo puede conducir al desarrollo de nuevos fármacos para pacientes, aunque es un proceso largo. En un plazo mas corto, estos compuestos pueden ser utilizados para la investigación fundamental en NF2.

¿Puedes hablarnos de tu presentación en el 16.º Congreso Europeo de Neurofibromatosis, que se realizó en Barcelona?

La reunión de Barcelona fue una experiencia muy interesante y agradable. La calidad de los seminarios fue muy buena. Por supuesto, me hubiera gustado que hubiera más seminarios sobre NF2. La reunión fue buena y espero que fuera anunciada ampliamente para que nuestros colegas del otro continente se unieran. Necesitamos tener una reunión sobre NF fuerte en Europa, tan fuerte como en Estados Unidos, porque la investigación que se realiza en Europa es igual de buena y necesitamos desarrollar las interacciones y colaboraciones. Personalmente, creo que la interacción con los pacientes es esencial para un científico que trabaja en una enfermedad. La interacción entre científicos y médicos es también esencial. Espero que las futuras reuniones sobre NF incluyan sesiones donde puedan encontrarse científicos y grupos de pacientes, así como científicos y médicos. Es tan importante que los pacientes entiendan lo que hacemos, como que los científicos conozcamos a las personas para las que trabajamos (los pacientes). El uso de redes sociales, como Twitter o Facebook, es una solución, pero actualmente son pocos los científicos que las utilizan. Además, son cruciales las reuniones con los médicos para comprender mejor la enfermedad en su conjunto, ya que nos ayudará a hacernos preguntas científicas más relevantes.

¿Cuál es tu opinión sobre Synodos, el consorcio de investigación sobre NF2 impulsado por la Children´s Tumor Foundation?

Creo que Synodos es una buena iniciativa para estructurar la investigación de la NF2. Varios grupos serán financiados gracias a ello, lo que es esencial. Sin embargo, Synodos, no reúne a todos los grupos que trabajan en NF2. Varios laboratorios que están fuertemente implicados en la investigación sobre NF2 no forman parte de Synodos. Entiendo que, con recursos limitados, es importante no fraccionarlos demasiado. La comunidad NF2 es pequeña y el riesgo es que se haga más pequeña aun, si los laboratorios de NF2 no reciben apoyo. En cierto sentido, necesitamos varios Synodos.

¿Qué pueden aportar los grupos de pacientes en cuanto a la investigación?

Los grupos de pacientes son importantes para la investigación. Sin duda, ayudan a estructurar la investigación de la NF2 (y NF en general). Esto se puede lograr mediante la organización de reuniones, la recaudación de fondos, el aumento de la conciencia en la opinión pública, las influencias, etc. Mi experiencia es que las reuniones con los pacientes, discutir con ellos mejora la investigación. Tengo una mejor idea de las prioridades en la investigación y me ayuda a relacionarme mejor con los médicos. Es evidente que existe una relación privilegiada entre los pacientes y los médicos, lo que es normal. Creo que es importante que los investigadores científicos se unan en una especie de menage à trois, como solemos decir. Es importante que los pacientes sepan lo que la investigación puede y no puede hacer por ellos. Pero es también importante que los científicos comprendan lo que es la NF2 desde el punto de vista de los pacientes. Así, creo que los grupos de pacientes pueden realmente ayudar en este contexto. Además, y como es lógico, la recaudación de dinero para ayudar a la investigación es también un punto importante.

En uno de tus últimos tweets, sostuviste que estudiar cómo merlín funciona en el cáncer de mama es más simple y eficaz que hacerlo en schwannomas y meningiomas. ¿Puedes detallar más esta idea?

Es probable que muchos de los procesos moleculares en los cuales merlín está implicada estén conservados entre los diferentes tejidos y células del cuerpo humano. Por supuesto, es sin duda más relevante estudiar estos procesos en células schwann o meningeales, ya que están directamente relacionadas con la NF2. Pero este tipo de células son difíciles de obtener y manipular, lo que dificulta la investigación. El campo de investigación sobre el cáncer de mama está mucho más desarrollado que el campo de investigación sobre la NF2. Por ejemplo, hay docenas de modelos celulares de cáncer de mama en contraste con solo un par de líneas celulares de schwannomas. Además, las células de mama están mucho mejor caracterizadas genéticamente y son muy diversas. Los modelos de xenoinjertos de tumores de mama son muy comunes, están muy bien caracterizados y son fáciles de manipular. Los modelos de xenoinjertos de schwannomas y meningiomas son casi inexistentes. De manera que estudiar las funciones de merlín en el contexto del cáncer de mama permite realizar análisis más fácilmente y en profundidad. Usando el cáncer de mama como modelo, hemos identificado recientemente importantes funciones de merlín en la progresión del cáncer de mama, es decir, cómo un tumor benigno se hace más agresivo. Estos mecanismos, creemos, podrían ser muy importantes para estudiar los meningiomas, porque los meningiomas también pasan de un estado benigno a uno más agresivo. Así, realizando algunas investigaciones sobre merlín en cáncer de mama, podemos aprender acerca de la NF2.

¿Cuánto dinero se necesita para financiar una investigación orientada a la búsqueda de un tratamiento o cura para la NF2?

Sin duda, una gran cantidad. La investigación es muy cara, requiere mucha gente y equipamiento, y es un proceso de larga duración. Como ejemplo, el costo de un proyecto típico de investigación desarrollado aquí en Francia, que requeriría una persona (un posdoctoral), con una duración de tres años (una duración típica), reactivos y equipamiento, puede estimarse en doscientos mil euros. Una gran parte corresponde al salario, pero también incluye otros recursos necesarios para el proyecto. Y la comunidad NF2 necesita muchos de ellos para mejorar los tratamientos, probar otros nuevos y encontrar una cura. No es fácil conseguir esta cantidad tan grande de dinero de una fuente única. Tenemos que combinar varias subvenciones para hacer proyectos viables. Me concedieron pequeñas subvenciones de la fundación francesa de NF, este dinero fue muy importante para el desarrollo del proyecto que hemos publicado recientemente, aunque no cubrió todos nuestros gastos. Es importante destacar que, en términos de financiación, lo más importante es la continuidad, para que el esfuerzo de la investigación sea permanente, y así las personas que trabajan en NF2 pueden continuar en ese campo. Me refería anteriormente a alguno de nuestros estudios sobre el cáncer de mama. Esta fue también una manera para nosotros de solicitar recursos de un campo diferente, con el fin de asegurar la continuidad de nuestra financiación.

¿Qué consideras necesario para reforzar la investigación sobre NF2?

Creo que todos los aspectos de la investigación sobre NF2 necesitan refuerzo. La comunidad NF2 es pequeña y es importante que nuevos estudiantes, posdoctorales y científicos se unan al esfuerzo. Yo diría, pero es mi opinión personal, que se necesitan nuevos modelos de tumor de la NF2 y creo que un esfuerzo en el desarrollo de modelos de xenoinjertos es importante en el futuro. También es importante generar más líneas celulares de tumores humanos. Estos modelos son muy difíciles de generar y requieren gente dedicada a su desarrollo. El campo de la NF2 requiere, sin duda, el desarrollo de bancos de tumores completos y bien caracterizados que sean accesibles a los investigadores. Esta es una necesidad absoluta y estos bancos han sido desarrollados para los principales tipos de cáncer y son cruciales para la investigación. Pero, de nuevo, hacerlo consume mucho tiempo y dinero. Por último, las iniciativas que promueven la colaboración entre grupos, especialmente aquí en Europa, son importantes y deben reforzarse.

¿Cómo ves el desarrollo de la investigación en el corto, mediano y largo plazo?

En el corto plazo, desde mi perspectiva, varios descubrimientos realizados en los últimos cinco a diez años en relación con los mecanismos de crecimiento de tumores regulados por merlín son susceptibles de ser evaluados por su potencial clínico. Más específicamente, los fármacos dirigidos contra ciertos tipos de receptores, como Her3, PDGFR, por ejemplo. Estos fármacos ya existen y pueden probarse en el corto plazo. Una nueva diana identificada hace unos años podría convertirse en un fármaco terapéutico, la vía de Hippo, que es muy interesante. Esta vía, curiosamente, también está implicada en otros tipos de cáncer (cáncer de mama, cáncer de colon, y también tumores de pulmón). En un sentido, es una buena noticia sobre la NF2, porque desarrollar nuevos fármacos contra cánceres frecuentes es probable que sea de mayor interés para las compañías farmacéuticas, y estos fármacos pueden ser beneficiosos para los pacientes de NF2. Así que creo que el campo de la investigación y desarrollo de fármacos sobre Hippo se debe seguir durante los próximos años. En el mediano plazo también, si tenemos éxito en desarrollar mejores modelos celulares, seleccionando estrategias que permitan probar miles de moléculas o explorar todo el genoma humano, se proporcionaría una gran cantidad de información sobre los mecanismos que sustentan el crecimiento del tumor y qué clase de moléculas podrían bloquearlo. Así, es probable que estudios genómicos o farmacológicos a gran escala surjan en el campo de la NF2. Este tipo de estudios, sin duda, tendrá un impacto en otro aspecto importante, que es el origen de la variabilidad de la enfermedad entre los pacientes. Por qué unos tumores crecen y otros no, por qué algunos pacientes responden al tratamiento y otros no lo hacen. El mismo tratamiento no es adecuado para todos los pacientes y es importante comprender por qué, para que los futuros tratamientos puedan adaptarse a los pacientes. El largo plazo para la investigación, por definición, es imprevisible. No puedo decir qué descubrimiento cambiará la forma en que los pacientes serán tratados en el futuro. Estos descubrimientos pueden venir de otras áreas de investigación. En relación con la investigación de células madre, las nuevas formas de administrar fármacos a nivel local para maximizar el efecto sobre los tumores, quién sabe. Pero está claro que el esfuerzo sostenido para entender mejor cómo los tumores de la NF2 se desarrollan proporcionará ideas nuevas y mejores para el tratamiento a largo plazo.

Entrevista realizada por Florencia Sarratea para AMANDOS

Traducción: Paloma Fernández Varela

 

Avastín – Bevacizumab – Ensayos clínicos para neurofibromatosis 2

Bevacizumab (Avastin™) ha resultado ser eficaz para la reducción de diferentes tumores en los individuos con NF2, pero no en todos los casos. Los tumores que parecen ser los más propensos a tratar son los schwannomas vestibulares, aunque a veces tampoco resulta efectivo en ellos. Para las personas con NF2, el efecto del tratamiento no se limita a sólo Schwannoma o para una región específica del cerebro. Los tumores de la columna vertebral también pueden tener la reducción de tamaño debido al tratamineto con Avastin ™.

La comunidad NF2 está haciendo un estudio independiente a nivel mundial organizado por NF2IS para aprender más acerca de la efectividad y las complicaciones potenciales como resultado de Avastin ™. Ver Resultados a la Fecha

Al igual que todos los demás tratamientos supresores de tumores, Avastin ™ aún no está aprobado por la FDA o aprobada por ningún otro país como un tratamiento probado y aceptado para la NF2. Se necesita más investigación y tratamientos adicionales para ser finalmente como un tratamiento eficaz.

Ensayos NF2 relacionados

Preocupaciones – INFORMACIÓN A TENER EN CUENTA

Los principales efectos secundarios son poco comunes. Dado que las personas con NF2 están tomando estos medicamentos en dosis bajas, se dan pocos efectos secundarios. Sin embargo, en el uso a largo plazo es principalmente donde estos efectos secundarios graves se producen. Los test mensuales de orina y sangre por lo general pueden revelar un problema antes de que éste se manifieste. Consulte con su médico.

  • Hidratación: Muchos de los efectos secundarios a continuación son temas de hidratación; beber tanta agua como sea posible.
  • Insuficiencia renal: En un análisis de orina, esto se puede encontrar si hay demasiada proteína en la orina. Busque orina oscura.
  • Perforación gastrointestinal: Agujero en estómago, intestino o intestino grueso. Síntomas – Dolor abdominal, náuseas, vómitos, estreñimiento y fiebre.
  • El sangrado grave: tos con sangre, sangrado en el estómago, vómito con sangre, sangrado en el cerebro, sangrado nasal y sangrado vaginal.
  • Ojos secos resultantes en Cracked Córnea: Asegúrese de que los ojos permanecen lubricadas con gotas para los ojos de algún tipo. No se limita a los pacientes con problemas de ojo seco antes de tomar medicamentos, si no para todas las personas con NF2.
  • Náuseas: Náuseas se maneja fácilmente con Zofran.
  • La insuficiencia ovárica prematura (POF): . Las mujeres deben tener la FSH (Hormona Folículo Estimulante) y los niveles de estradiol comprobar regularmente Más información sobre la POF

Efectos secundarios

Lista de los problemas más comunes

  • Los senos secos
  • Ojos secos
  • Piel Seca
  • Garganta seca
  • Fatiga
  • Dolores de cabeza
  • Curación lenta de heridas
  • Ciclo menstrual irregular
  • Náusea
  • Piel Rash

PREGUNTAS MÁS FRECUENTES

  • Cuestión 1: ¿En qué tipo de tumores podría hacer efecto?

    Avastin ™ no ayuda a todos. Se desconoce en que los tumores podrían efectuarse, en qué porcentaje y los que podría no tener ningún efecto.

    Problema 2: Efectos secundarios?

    Los efectos secundarios son generalmente mínimos, las pruebas se pueden hacer para detener o gestionar los problemas para evitar que los tumores empeoren. Sin embargo,  a menudo requiere la reducción de la dosis o suspender el tratamiento de Avastin ™.

    Problema 3: ¿En cuánto tiempo antes de la cirugía necesito para detener el tratamiento de Avastin ™?

  • Antes: Si se requiere cirugía, una espera se requeriría de dos meses antes de la cirugía sería posible. Esta espera puede dar a los tumores tiempo para hacer más daño.
  • Después: Un descanso después de la cirugía también se puede exigir su devolución correctamente antes de que sea seguro empezar de nuevo. Se puede tomar tan poco como un mes para recuperarse de la cirugía, pero puede tomar hasta 3 años en sanar por completo de cierto daño a los nervios. Avastin ™ es ​​conocido por producir disminución capacidad de curación de heridas y podría minimizar la cantidad de curación después de la cirugía si se inicia pronto.

Otras cuestiones: las interrupciones de tratamiento de Avastin ™, incluso para un par de meses, se han traducido en un aumento del crecimiento del tumor, donde los tumores se han vuelto a crecer de nuevo al tamaño original, que eran antes de comenzar Avastin ™.
Puede consultar el artículo original AQUÏ

   

Merlina y nuevos tratamientos de schwannomas vestibulares en pacientes con neurofibromatosis tipo 2

En este artículo se revisan y discuten los mecanismos celulares dependientes de merlina y los diversos estudios clínicos y experimentales que se han probado en pacientes con NF2.

“Merlina y nuevos tratamientos de schwannomas vestibulares en pacientes con neurofibromatosis tipo 2”